Los Derechos Humanos de la Mujer. 1a Parte

Los Derechos Humanos de la Mujer. 1a Parte
Durante años, la cultura tradicional y las mentiras del diablo se han encargado de engañar a las mujeres haciéndonos creer que somos ciudadanas de segunda clase, que no tenemos llamado, que difícilmente ocuparemos lugares reservados solo para hombres, que nacimos para tener hijos solamente y que debemos mantener calladas y esclavizadas. La verdad es que las mujeres fuimos hechas a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto al igual que el hombre, nacimos con propósito y tenemos acceso directo al Padre a través de su hijo Jesucristo.  Lo que sucede es que el potencial de la mujer se ha querido mantener oculto debido al errado machismo, al equivocado feminismo y a las creencias que han querido confundir la palabra sometimiento con esclavitud.  Para todas nuestras hermosas lectoras, va dedicado este artículo.  Les enviamos un gran abrazo fraternal, nuestro mayor anhelo es que sean bendecidas en todas sus áreas y que se sientan libres en el corazón y en la mente.

En la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, se reafirmó que el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales por la mujer y la niña constituía una prioridad para los gobiernos y las Naciones Unidas y era esencial para el adelanto de la mujer. Se destacó que los gobiernos no sólo debían abstenerse de violar los derechos humanos de todas las mujeres, sino también trabajar activamente para promover y proteger esos derechos.

La Plataforma de Acción, aprobada por la Conferencia de Beijing, identificó la falta de respeto de los derechos humanos de la mujer como una de las 12 esferas de principal preocupación que requerían la adopción de medidas por parte de los gobiernos y la comunidad internacional. En la Plataforma se hizo un llamamiento en favor de la aplicación íntegra de todos los instrumentos de derechos humanos, especialmente la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. También se destacó la importancia de garantizar la igualdad y la no discriminación, con arreglo al derecho y en la práctica, y la capacitación jurídica básica.

Durante su 42o período de sesiones, celebrado en 1998, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer propuso que los Estados Miembros y la comunidad internacional adoptaran nuevas medidas para promover los derechos humanos de la mujer, incluida la incorporación de una perspectiva de género en todos los programas y políticas pertinentes. Entre las conclusiones convenidas del período de sesiones había medidas para alentar y apoyar los diálogos basados en la comunidad y de amplia base nacional sobre el significado de los derechos humanos y sobre la discriminación y las violaciones basadas concretamente en el género. Las conclusiones también se centraron en la necesidad de garantizar la existencia de marcos jurídicos y normativos a escala nacional que garantizaran el pleno disfrute de todos los derechos humanos de las mujeres y las niñas.

Escrito por: Lucy López

[ + CASOS ]