El Adviento

El Adviento

EL ADVIENTO es una celebración en la iglesia y en familia que se realiza durante las cuatro semanas anteriores al 24 de diciembre en preparación para la conmemoración del nacimiento del Señor Jesucristo.

La palabra “ADVIENTO” significa “venida”, y se refiere principalmente a la primera venida de Jesús como bebé en Belén hace más de 2000 años, pero incluye también el sentido de expectativa para su segunda venida, cuando los anhelos de un Dios que reinará con verdad y justicia sobre su pueblo y sobre su creación se cumplirán.
 
Se sugiere que todos los días de esta época de ADVIENTO, ojalá en las casas y en familia, se haga la lectura del pasaje de la Biblia que corresponde a ese día, se comente el significado, y se ore en gratitud a Dios por el regalo de su Hijo Jesucristo como Salvador y Señor del mundo.

La corona de ADVIENTO es redonda porque representa la eternidad de Dios, su amor y su gracia sin principio y sin fin. Las ramas verdes representan la esperanza que tenemos en Dios, la esperanza de renacimiento y de vida eterna. Las velas representan la luz de Jesús que entra al mundo, iluminando la oscuridad provocado por el pecado.

“Belén llegó a ser un eslabón entre el cielo y la tierra: Dios y el hombre se encontraron allá y se miraron en la cara…Aquel que nació en Belén vino a nacer en los corazones de los hombres. Porque, ¿Qué provecho habría si Jesús naciera mil veces en Belén, si no naciera también en el hombre?” (Arzobispo Fulton Sheen – La Vida de Cristo)

EL ADVIENTO nos Prepara para la Navidad,
Prepara Nuestros Ojos para Ver la Estrella.
Prepara Nuestros Oídos para Escuchar el Canto de los Ángeles.
Prepara Nuestros Pies para Apresurarnos al Pesebre, como los Pastores.
Prepara Nuestras Rodillas para Postrarnos Ante El, como los Reyes Magos.
Prepara Nuestro Corazón para Adorar a Jesús.

Escrito Por: Pastora Beverly Ramírez


[ + REFLEXIONES ]