Adviento

Adviento

La corona de ADVIENTO es redonda porque representa la eternidad de Dios, su amor y su gracia sin principio y sin fin. Las ramas verdes representan la esperanza que tenemos en Dios, la esperanza de renacimiento y de vida eterna. Las velas representan la luz de Jesús que entra al mundo, iluminando la oscuridad provocado por el pecado.

“Belén llegó a ser un eslabón entre el cielo y la tierra: Dios y el hombre se encontraron allá y se miraron en la cara…Aquel que nació en Belén vino a nacer en los corazones de los hombres. Porque, ¿Qué provecho habría si Jesús naciera mil veces en Belén, si no naciera también en el hombre?” (Arzobispo Fulton Sheen – La Vida de Cristo)

  • EL ADVIENTO nos Prepara para la Navidad,
  • Prepara Nuestros Ojos para Ver la Estrella.
  • Prepara Nuestros Oídos para Escuchar el Canto de los Ángeles.
  • Prepara Nuestros Pies para Apresurarnos al Pesebre, como los Pastores
  • Prepara Nuestras Rodillas para Postrarnos Ante El, como los Reyes Magos.
  • Prepara Nuestro Corazón para Adorar a Jesús.

Escrito Por: Pastora Beverly Ramírez


[ + REFLEXIONES ]