Clamando para que mis Hijos Escojan la Santidad y la Pureza. Día 17

Clamando para que mis Hijos Escojan la Santidad y la Pureza. Día 17

Leer: Proverbios 20:11; 1 Tesalonicenses 5:4; 1 Timoteo 4:12

Amado Padre: Te suplico y oro  que mis hijos te amen tanto como para mantenerse puros y santos para Ti.  Que el amor que ellos te tengan sobrepase ampliamente el amor a cualquier persona, o deseo de su corazón por alguna cosa de este mundo. Ayúdales a que te obedezcan y entiendan que obedecer toda tu PALABRA  es únicamente para beneficio y éxitos.

Que  puedan entender que si te desobedecen LA VIDA NO TIENE SENTIDO y va directamente al fracaso y destrucción de uno mismo. Vengo ahora contra todo pensamiento impuro y perverso, malas palabras, actos, delitos, impureza sexual, y rebelión que pudiera estar afectándoles y los derribo y expulso de sus vidas, en el poderoso nombre de Jesús. 

Me pongo en la brecha por ellos y declaro la victoria de Jesús en sus vidas. Que tengan un corazón puro y limpio delante de ti Padre Eterno y que la apariencia que mis hijos tengan refleje esa pureza de espíritu. Por eso clamo por la ropa que usan, por la forma en que se peinan, por el calzado que usan; por la forma de adornarse y arreglarse: que reflejen reverencia a ti mi Padre Eterno. Convéncelos que vivir en pureza y en integridad trae bendición. Te lo suplico en el poderoso nombre de Jesús, mi Señor.  Amén 

Meditar: Isaías 35:8-10; Salmos 24:3-5; Mateo 5:8.


[ + REFLEXIONES ]