Derribando Fortalezas de Maldad. Día 23

Derribando Fortalezas de Maldad. Día 23

Leer: Salmo 9:7-14; Mateo 10: 26 ; Proverbios 11:21 

Gracias Señor nuestro  por la promesa de tu Palabra que nos dice que nuestras armas  espirituales son poderosas para la destrucción de fortalezas (2 Corintios 10:4); por esto ahora vengo en nombre de mis hijos a suplicarte que los libres de cualquier cosa impía que amenace ser una fortaleza en sus vidas: El temor, los celos, la envidia, el egoísmo, la pereza, la irresponsabilidad, la inseguridad, la baja estima, la mentira, la promiscuidad; la falta de temor a Ti.... lo que sea que amenace con hacerse una fortaleza en la mente de mis hijos, la derribo ahora en el nombre de Cristo Jesús, ejerciendo toda autoridad espiritual como padre/madre. 

Y pongo mi oración delante de ti, como una petición anticipada, porque yo no sé con cuales cosas mis hijos tendrán que luchar. Por eso ahora destruyo TODA SEMILLA DE INIQUIDAD, DE FORTALEZAS IMPÍAS, para que nunca prosperen ni se levanten en la mente de mis hijos. 
Dame mucha revelación y discernimiento para que yo aprenda a orar AÚN ANTES de que se haga manifiesto el problema y permíteme conocer, discernir lo que inquieta, perturba, atormenta, o hace sufrir a mis hijos. Permite que todo lo oculto salga a la luz, para que haya sanidad y liberación en la vida de mis hijos.

Padre Amado: No permitas que satanás seduzca a mis hijos. No permitas auto-engaño, ni fantasías, ni subestimar los riesgos, en la mente de mis hijos. Que ellos tengan una adecuada percepción de la realidad y tomen decisiones maduras y equilibradas. Como dice el Salmo 19:12 LÍBRAME DE MIS PECADOS OCULT


[ + REFLEXIONES ]