Un Cónyuge Conforme al Corazón de Jesús. Día 27

Un Cónyuge  Conforme al Corazón de  Jesús. Día 27

Leer: Marcos 10:6-9; Hebreos 13:4; Marcos 10:11

Altísimo Señor: A menos que Tú mismo establezcas la soltería para algunos de mis hijos, vengo delante de ti pidiendo para todos ellos la bendición del matrimonio. Te pido un cónyuge CONFORME a tu corazón para: ....................(nombrar a sus hijos). Te suplico además que les des un claro discernimiento cuando conozcan a la persona elegida por ti y que no haya duda, ni confusiones al respecto. 

Clamo que mis hijos desde ahora comiencen a orar pidiéndote por esa pareja perfecta y que se apoyen totalmente en tu sabiduría y acepten al compañero/a  que tú tienes para ellos. Declaro en todos ellos un matrimonio muy bendecido, lleno de amor, armonía, paz y amistad. Declaro que nunca el divorcio, la violencia, los vicios, los pleitos, las enemistades, los desacuerdos, las incompatibilidades entrarán en sus hogares, porque TU TIENES PENSAMIENTOS DE PAZ Y DE BIEN PARA TODOS NOSOTROS. (Jeremías 29:11). Que mis hijos nunca sufran abuso de ningún tipo, ni sexual, ni físico, ni emocional y tampoco hagan sufrir su cónyuge nada de esto. 

Prepara a mis hijos para que tengan un buen matrimonio y ruego que no alcancen ellos a repetir los mismos errores que nosotros sus padres hemos  cometido en el  matrimonio. Dales la capacidad de PERDONAR, TOLERAR, COMUNICARSE y libra sus mentes de los celos enfermizos,  el egoísmo, el adulterio, la lascivia, la mentira, el amor al dinero,  la inmadurez, que hacen tanto daño al matrimonio. Si por algún motivo mi hijo es atraído/a por la persona errada, descubre rápido las maquinaciones de satanás y saca a la luz la verdadera personalidad o intención de esa persona y desde ya te pido que CORTES y frustres esa relación. 

Que mis hijos entiendan que solo si TÚ ESTAS EN EL CENTRO DE SUS  MATRIMONIOS este será INDESTRUCTIBLE y perdurará a través de todas las situaciones  difíciles de la vida, pero que si TÚ no estas allí, vivirán en sus fuerzas y tendrán un matrimonio con muchas fragilidades. Padre: oro para que en sus matrimonios mi/s hijo/s hallen en  su cónyuge a su mejor amigo, al amigo mas intimo, el mas leal, el mas comprensivo,  el mas amoroso y respetuoso y construyan una relación de felicidad por el resto de sus vidas.
En el poderoso nombre de Jesucristo. Amen.

Meditar: Proverbios 18:22 ; Malaquias 2:13-16


[ + REFLEXIONES ]