Orando en el Cuarto de Nuestros Hijos. Día 30

Orando en el Cuarto de Nuestros Hijos. Día 30

(Si por algún motivo usted no vive con sus hijos haga esta oración a distancia)

Leer: Deuteronomio 7:26; Isaías 1:16; 2 Corintios 7:1

En este día, yo, con autoridad como padre/madre, invito al Espíritu Santo de Dios a que venga a morar a este cuarto el cual pertenece a........( nombrar a su hijos). Padre invoco ahora tu nombre, tu poder y tu presencia sobre este cuarto y llénalo de tu LUZ.

Desplaza, disipa y despoja a todo lo inmundo de este cuarto y no permitas aquí inmundicia: Ningún material u objeto que no este de acuerdo contigo. SUPLICO que me ayudes a mantener este cuarto como un lugar de SANTIDAD y PUREZA. Por esto consagro y dedico esta habitación para que mores en ella permanentemente. Sea tu perfecta protección sobre esta habitación Señor Jesús. Cubro cada abertura: Puertas y ventanas CON TU PRECIOSA SANGRE, para que cualquier inmundo pase de largo y no pueda establecerse en este reciento. Y si por algún motivo, en este cuarto han sucedido cosas como PRACTICA DE OCULTISMO, VIOLENCIA, INMUNDICIA SEXUAL, MUERTE, VICIOS, INTENTO DE SUICIDIO, TRISTEZA, DEPRESION, PALABRAS SUCIAS, ENFERMEDADES, APARICIONES, PESADILLAS, TERRORES NOCTURNOS, INCUBOS, SUCUBOS, MOVIMIENTOS.... Suplico perdón por todo pecado cometido en este cuarto; clamo y lloro tu perdón. 

Y en unión con Jesús ahora ejerzo autoridad sobre toda MEMORIA MALIGNA y la deshago y echo fuera. Quiebro y anulo toda maldición y toda presencia maligna que ha querido establecerse en éste recinto, decreto que HAN DEJADO DE SER, quedando fuera y deshechas para siempre. Bendigo este recinto, bendigo esta habitación y la declaro SANA, LIMPIA, LIBRE, lugar de reposo y de paz, con la plenitud de la presencia de nuestro Señor Jesucristo. Gracias Padre porque has escuchado mi oración. En el poderoso nombre de Jesús.

Meditar: Salmo 51:1-2; Proverbios 3:33


[ + REFLEXIONES ]