Enfrentando mi crísis por ausencia de un Padre 2a Parte

 Enfrentando mi crísis por ausencia de un Padre 2a Parte
Para ti Mujer, creación maravillosa de Dios, elemento vital de Dios para la prolongación de la existencia. Este es un espacio para ti; no importa tu condición, si eres casada, divorciada, unión libre, sola, soltera, con hijos, sin hijos, joven, adolescente.  Tú estas en el corazón de Dios...

Pero… Hay esperanza, Dios nos recuerda en el Salmo 139: 13 _16   “Tu formaste mis entrañas; me hiciste en el vientre de mi madre.  Te alabare……No fue encubierto de  ti mi cuerpo, aunque en oculto fui formado……mi embrión vieron tus ojos  y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”

Recuerda: Dios quiere ser Tu Padre.  Él es un Padre amoroso y perfecto que  quiere bendecir y orientar en todos los aspectos de la vida.

Es importante apropiarse  de tres rasgos de Dios como Padre: Él nos dio la vida, Él tiene un propósito para nosotros, El provee para nuestras necesidades.

¿COMO SANAR LA AUSENCIA DE MI PADRE?
  Es normal, sentir temor de volver a aquellos recuerdos de mi infancia, donde anhele el abrazo de papa, donde necesitaba ser afirmada por papa, momentos difíciles y dolorosos por no encontrarlo cuando más lo necesité.   Sin embargo para descubrir a Dios como mi Padre es necesario entrar al taller del Maestro y sanar esas heridas de la niñez y aceptar  y recibir el cuidado maravilloso de Dios como Padre. 
 
Él quiere que  invites a Jesús a esos cuadros de la infancia, expresar ese dolor y ese enojo que vivimos de niños y permitirle llenar esos vacíos como una forma de sanar la herida causada. Fui abandonada por mi padre, no me amó, no me proveyó, no me acompañó, pero quiero perdonar para así aceptar el amor y el cuidado que Dios me da como Padre celestial, aquel que me amó, protegió,  me envolvió con su ternura, sus cuidados, y quiere una vida abundante para mí. 

El perdón es soltar la cadena que me tiene atada al dolor, es dejar salir el dolor y entregarlo a Jesús para que Él se encargue de darme sentimientos de amor y aceptación a ese padre ausente o maltratador, que causó tanto daño, pero que si vemos su vida; también encontraremos un hombre marcado por traumas en su niñez.

Jeremías 1: 4 _ 5  “Antes de darte la vida, ya te había yo escogido; antes de que nacieras, ya te había yo apartado; te había destinado a ser profeta de las naciones”
¡RECUERDA!  Tu no eres una casualidad, no eres un accidente del destino, TU ERES UNA CREACION MARAVILLOSA DE DIOS, creada con propósitos eternos.

Escrito por: Martha Elisa González

[ + CONSEJOS ]