Transtornos de Alimentación

Transtornos de Alimentación
Son enfermedades reales y tratables, causan graves alteraciones en la dieta diaria, pueden coexistir con otras enfermedades como la depresión, abuso de sustancias o trastornos de ansiedad. Pueden comenzar por ingesta de pequeñas o grandes cantidades de comida, con un impulso de comer fuera de control. Generalmente aparecen durante la adolescencia o adultez temprana, pero también se pueden dar durante la niñez o la adultez avanzada. Los trastornos de la alimentación más comunes son la anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. afectan tanto a los hombres como a las mujeres.

CUALES SON

Anorexia Nerviosa
El comer, la comida y el control del peso se vuelven una obsesión. Personas con anorexia nerviosa generalmente se pesan varias veces, racionan la comida cuidadosamente y sólo comen pequeñísimas cantidades de ciertas comidas. No obstante, algunas personas con anorexia nerviosa atraviesan episodios de atracones seguidos de una dieta extrema y/o exceso de ejercicios, vómitos autoinducidos y abuso de laxantes, diuréticos o enemas.

Bulimia Nerviosa
La bulimia nerviosa se caracteriza por episodios frecuentes y recurrentes de ingesta de cantidades extremadamente grandes de comida y una sensación de falta de control sobre estos episodios. A este atracón le sigue un tipo de comportamiento que lo compensa por el exceso de comida, como vómitos forzados o abuso de laxantes o diuréticos, ayunos y/o exceso de ejercicios o una combinación de estos comportamientos.

Trastorno por Atracón
Con el trastorno por atracón una persona pierde el control sobre su alimentación. A diferencia de la bulimia nerviosa, a los episodios de atracones no les siguen comportamientos como purgas, exceso de ejercicios o ayunos. Por esta razón, las personas con trastorno por atracón a menudo tienen sobrepeso o son obesas. Las personas con trastorno por atracones que son obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o presión arterial elevada. También experimentan un sentimiento de culpa, vergüenza y/o angustia por tal comportamiento, lo que puede llevar a más atracones.

COMO SE TRATAN

Una nutrición adecuada, reduciendo el exceso de ejercicio y la interrupción de los comportamientos de purga constituyen la base del tratamiento. Ciertas formas de psicoterapia o terapia de diálogo, y algunos medicamentos también son efectivos para
muchos trastornos de la alimentación. No obstante, para los casos más crónicos, no se han identificado aún tratamientos específicos. Con frecuencia, los planes de tratamiento se
adaptan a las necesidades individuales y pueden incluir uno o más de los siguientes:
  • Psicoterapia individual, grupal y/o familiar
  • Atención médica y monitoreo
  • Asesoramiento nutricional
  • Medicamentos.
Algunos pacientes quizás necesiten ser hospitalizados para tratar complicaciones a causa de una malnutrición o para garantizar una alimentación adecuada en los casos de extrema
delgadez.

PARA REFLEXIONAR

“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo ; y todo vuestro ser, espíritu alma y cuerpo sea guardado irreprensible para la venida de nuestro señor jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará”
1 Tesalonicenses 5:23-24


No perdamos de vista lo que Dios mismo quiere hacer, “ santificarnos por completo” que significa hacer limpio, purificar, consagrar, entregar, apartar de un uso común a uno
sagrado en otras palabras Dios desea que le demos completo acceso para apartar cada aspecto en particular de nuestras vidas ( cuerpo, alma y espíritu) para su gloriosa obra, el
hecho de que Dios incluya nuestro cuerpo físico es una prueba de que El se preocupa por estos tabernáculos de carne en los cuales moramos, de hecho nuestros cuerpos físicos son el templo del Espíritu Santo (1 corintios 6:19)

Si nos asimilamos nosotros mismos como un triangulo cada vértice nombrado como cuerpo, alma, espíritu; basados en la escritura, vamos a diferenciar el espíritu del alma, si el alma estuviese en el vértice superior seriamos gobernados por nuestros sentimientos, así mismo si el cuerpo estuviese en el vértice superior, nuestros apetitos carnales y físicos conducen a que los hábitos tomen el control y se convierten en nuestros amos.
Ciertamente nuestros cuerpos físicos son dones de Dios “hechos maravillosamente y con cautela” pero cuando nos controlan, el resultado es una vida llena de ataduras.
Para vivir en VICTORIA necesitamos que el vértice superior sea el del Espíritu, lo diferenciamos del alma en que representa la parte de nuestro ser que fue creado a la imagen de Dios para conocerle y disfrutarle en comunión con El. La CLAVE para la victoria es entregarnos diariamente, al control del Espíritu Santo en nuestras vidas, cuando EL ESPIRITU SANTO tiene el control, nuestros cuerpos, sentimientos y personalidades son maravillosos componentes santificados por Dios.

Instituto Nacional de la Salud Mental DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS ESTADOS UNIDOS Institutos Nacionales de la Salud
Liberese de las fortalezas espirituales , Orando la palabra de Dios , BETH MOORE

Escrito por Paola Andrea Villamizar

[ + CONSEJOS ]