Trastornos Depresivos. 2da Parte

Trastornos Depresivos. 2da Parte
SINTOMAS:

Pérdida de la autoestima
Sentimientos de culpabilidad excesivos o inapropiados
Fatiga (cansancio o aburrimiento) que dura semanas o meses
Lentitud exagerada (inercia) 
Somnolencia diurna persistente 
Insomnio 
Problemas de concentración, fácil distracción por sucesos sin trascendencia
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Pérdida del apetito 
  • Pérdida involuntaria de peso 
  • Pensamientos anormales sobre la muerte 
  • Pensamientos sobre el suicidio, planificación de suicidio o intentos de suicidio
  • Disminución del interés en las actividades diarias 
  • Disminución del placer producido por las actividades cotidianas
  • Sentimientos de incompetencia 
  • Pérdida generalizada de interés o placer 
  • Aislamiento social 
  • Sentimientos de culpa o tristeza referente al pasado 
  • Sentimientos subjetivos de irritabilidad o ira excesiva 
  • Descenso de la actividad, la eficiencia y la productividad

CAUSAS:

Los motivos que provocan depresión son el resultado de la interacción de factores genéticos, biológicos y del entorno. Entre las causas básicas de la depresión cabe mencionar la anormalidad en la liberación de serotonina, acetilcolina y catecolaminas, neurotransmisores clave encargados de llevar mensajes químicos al cerebro. También se citan anomalías hormonales especialmente de estrógenos y progesterona cuyas alteraciones en los niveles normales pueden desencadenar depresión.

En cuanto a los factores ambientales o psicosociales que pueden influir y ser causantes de la depresión se halla la falta de respuesta adaptativa a determinadas situaciones en las que las expectativas no se adaptan a los logros y los esfuerzos activos parecen infructuosos (como una ruptura en la pareja, fracaso profesional, personas con esquemas mentales negativos y baja autoestima etc.) situación que se da fácilmente en las sociedades altamente competitivas.

También la depresión puede ser causada por factores estacionales. Se la conoce como Trastorno afectivo estacional (SAD) y se presenta generalmente en los meses de invierno, coincidiendo con la reducción de la cantidad de horas de luz y el acortamiento de los días. Posiblemente esta situación afecte el equilibrio de ciertos compuestos químicos en el cerebro, dando lugar a los síntomas de la depresión.

COMO SE TRATAN:
Ante un cuadro depresivo, y tras la consulta con el profesional de la salud, se suele ofrecer al paciente o a quien sufre de este cuadro depresivo con una gran variedad de fármacos y medicinas convencionales para tratar la sintomatología de esta enfermedad, cada vez más habitual.
Con respecto a los alimentos que ayuda a combatir la depresión, los cítricos son la estrella indiscutida. Sus aportes vitamínicos son ideales para fomentar el buen funcionamiento del sistema general del organismo. También algunas frutas, como el Kiwi, los dátiles, plátanos, cacahuates (maníes) y las frutas secas (como nueces y almendras) son ideales para complementar el tratamiento antidepresivo, consumiéndolos en porciones controladas a diario, de preferencia de mañana.
La leche y los lácteos –como yogures, quesos y otros- favorecen al equilibrio anímico, con buenos aportes de calcio. También los pescados y el calamar favorecen este balance emocional, muy adecuado para combatir la depresión.
Las verduras y vegetales de hojas verdes poseen alto contenido de hierro y de fibras. Son muy efectivas para combatir los síntomas depresivos, en consumiciones diarias en fresco y cocidos. También los alimentos de alto contenido de magnesio son ideales, tales como los higos, los mariscos, el chocolate, los cereales y el germen de trigo.
Recuerda acompañar estas terapias saludables con un mínimo de dos litros de agua diaria para su consumo. Esto favorecerá la eliminación de las toxinas de tu organismo, la hidratación celular y cutánea, y mejorará tu estado anímico con tan sólo beber un vaso de agua cada tanto.

 PARA REFLEXIONAR:
“Por qué te abates, oh alma mia?, por qué te turbas dentro de mi? Espera en Dios, porque aun he de alabarte, salvación mia y Dios mio. Mi alma esta abatida en mi, me acordare por tanto de ti
( salmo 42: 5-6)

Oh querido corazón ¿Cuál es tu condición?, ¿Estas abatido por la angustia?, ¿Estas lastimado y sin esperanza?, ¿Estas solo?, ¿Has sido dejado de lado?. Entonces clama a Dios , nadie mas puede ayudarte. El es tu única esperanza.maravillosa esperanza, clama a el porque El puede ayudarte. Dejame decirte que en este clamor tuyo esta la pura y verdadera adoracion que Dios desea . El desea un puro clamor mucho mas que el sacrificio de diez mil carneros o el derramar de ríos de aceite…..( Miqueas 6:7) . Como ven entonces ustedes pobres, angustiados y afligidos, no se trata de ritualismos ni de realización de ceremonias pomposas, no se trata de inclinarse esforzarse ni usar palabras sagradas, sino que consiste en clamar a Dios en la hora de la prueba, ese es el sacrificio mas aceptable que tu espíritu puede traer delante del trono de Dios. ( Charles Spurgeon)

V. Peralta, M.J. Cuesta
Unidad de Psiquiatría. Hospital Virgen del Camino. Pamplona
Moore Beth. Orando la palabra de Dios
Escrito por: Paola Villamizar



[ + CONSEJOS ]