¿Cómo Manejas la Preocupación y la Ansiedad?

¿Cómo Manejas la Preocupación y la Ansiedad?

Mateo 6: 25,33-34

"Por eso les digo: NO SE PREOCUPEN POR SU VIDA, qué comerán o beberán, ni por su cuerpo, cómo se vestirán, ¿No tiene la vida mas valor que la comida y el cuerpo mas que la ropa?

Mas bien busquen primeramente el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas. Por lo tanto no se angustien por el mañana, el cual tendrá su propios afanes.Cada dia tiene ya sus problemas.

 

Querida Amiga Lectora...

La preocupación es un sentimiento de aprehensión o de temor, relacionado con pensamientos negativos de algo que podría ser en un futuro, afecta nuestra COMUNION con Jesús quien advierte: “No os afanéis por vuestra vida” (Mateo 6:25-35), las preocupaciones nos roban la fuerza para el mañana, la ansiedad nos distrae, nos quita energía y nos frustra; Pablo afirma:  Por nada estéis afanosos (Filipenses 4:6 ) la biblia señala que la procupacion IMPLICA LO OPUESTO A CONFIAR EN DIOS. No solo se trata de una ansiedad excesiva por algo que podría suceder, sino que también impide que confiemos en la presencia fiel, en los planes eternos y en la provisión de Dios,quita la PAZ interior y la APROBACION divina.

Entonces ¿Cómo enfrentar las preocupaciones que nos devoran lentamente, con este mundo en conflicto  y con las maldades que vemos a diario?

TRANSFORMA TUS PREOCUPACIONES EN ORACIONES

El apostol Pablo escribió “Por NADA estéis afanosos; antes bien en todo mediante oración y suplica con acción de gracias, sean conocidas vuestras peticiones delante de  Dios. Y la PAZ de Dios que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesus”(Filipenses 4: 6-7).

Jesus enseña que la causa fundamental de la preocupación es  “Tener poca fe“ y nos recuerda que al sobrecargarnos de ansiedades reflejamos falta de confianza en El, a menudo no creemos que el Señor esta presente, que conoce nuestras necesidades y que lleva nuestras cargas. Confiemos en El y no permitamos que nuestros ojos se desvien para hallar la fortaleza divina para suplir nuestros recursos limitados.

Haz una lista de tus preocupaciones, enumera las causas y ENTREGALE  tus temores a Aquel que tiene poder para hacer algo con ellos, conviértela en una lista de ORACION, ora específicamente, transforma la lista de oración en una acción, pide discernimiento y confianza en Dios, te sorprenderá ver como esto te ayuda a mantener tus preocupaciones bajo control sin sentirte dominado por ellas y la ansiedad paralizante será reemplazada por un sentimiento saludable y manejable.

Arroja tus ansiedades sobre Dios y confía completamente en Aquel que nos amó lo suficiente como para mandar a su hijo a morir por nosotros, desafia tu deseo de autosuficiencia y RECONOCE que no hemos sido hechos para nosotros mismos sino para descubrir por medio de la ORACION  que necesitamos a Dios.

Extraido y adapatado del librito de la serie “tiempo de buscar ¿Qué haré con mi preocupación?  1994,2008,2012 Ministerio RBC
 
Escrito por: Paola Villamizar

 


[ + CONSEJOS ]