Contratación y formación...

Contratación y formación...

La siguiente frase me llamó la atención: «Detrás de cada persona que ocupa un puesto de responsabilidad, está el que lo contrató».

Quizás usted haya participado en la contratación de una persona. La selección, contratación y formación del nuevo empleado traerá consecuencias importantes para el futuro de la empresa. El aprendiz que acompañamos durante algún tiempo quizá se convierta más tarde en una persona clave en su organización o su funcionamiento...

En la familia no hablamos de contratación, sino que los padres transmiten valores, conocimientos y experiencias a sus hijos durante el limitado tiempo de la infancia y la adolescencia. ¿Qué harán con ello? ¿Qué vida tendrán? Lo que haya sido sembrado, siempre llevará fruto. Los profesores también asumen una parte de responsabilidad en la preparación de los jóvenes para la vida.

Del mismo modo, en la familia de Dios, muchos siervos de Dios tuvieron a su lado cristianos experimentados para transmitirles los tesoros de la fe. El apóstol Pablo pasó quince días en casa de Pedro, su hermano mayor en la fe (Gálatas 1:18). El joven David, cuando huía, fue a refugiarse junto al viejo profeta Samuel, para provecho suyo (1 Samuel 19:18). Josué creció bajo la mirada de Moisés.

Niños y jóvenes creyentes, sean humildes y escuchen a sus padres y a aquellos que tienen más experiencia que ustedes. Y si somos padres o llevamos algunos años en el camino de la fe, preocupémonos por transmitir la enseñanza de la Palabra de Dios a los más jóvenes.

LECTURA: Isaías 22 - 2 Tesalonicenses 3 - Salmo 43 - Proverbios 13:14-15

LA BUENA SEMILLA.


[ + CONSEJOS ]