Mujer: ¿Estás en el tunel de la Depresión? 1a Parte

Mujer: ¿Estás en el tunel de la Depresión?   1a Parte
La depresión, es la enfermedad del siglo, que nos afecta a todas en menor o mayor grado; algunas prefieren no hablar de ello, agregando más dolor, tristeza y enfermedad a su vida. Podemos definirla depresión como: “Ese estado de ánimo debilitante, sentimiento o aire de desesperanza que da como resultado un cese del manejo de la vida”

La depresión causa confusión, angustia mental y todo a nuestro alrededor se ve nublado.  Una depresión puede ser algo derivado de lo que ocurre en nuestro interior  o en nuestro alrededor; es el resultado de pérdidas,  dificultades financieras, laborales, familiares, frustraciones, crisis no resueltas, enfermedad, muerte de un ser querido.  Una depresión puede ser pasajera o puede convertirse en un problema crónico.  Todas  sin excepción, nos deprimimos a veces, es una forma del organismo reaccionar frente a las situaciones de la vida  En el libro “Como vencer la depresión” de  Tim LaHaye, encontramos lo siguiente:
 
“Entre 50.000 y 70.000 se suicidan todos los años, y sabemos que sólo un pequeño porcentaje de los que intentan suicidarse logran su objetivo. Investigando cuidadosamente todos esos casos, se ha llegado a la conclusión de que más de la mitad de los suicidas padecían distintos grados de depresión. El Instituto Nacional de Salud Mental ha logrado establecer que 125.000 norteamericanos son hospitalizados anualmente por depresión, mientras que otros 200.000 o más están bajo tratamiento siquiátrico. Además el Dr. Nathan Kline, del Rockland State Hospital de Nueva York, afirma que hay numerosos casos de depresión que no se tratan, por no haber sido diagnosticados como tales. Se estima que los afectados llegan a ocho millones por año.' En opinión de numerosos investigadores, la humanidad sufre más a consecuencia de la depresión que de cualquier otra enfermedad. Y si bien progresa a un ritmo alarmante, la depresión no es cosa nueva.

La historia y la literatura indican que es tan antigua como el hombre. El libro de Job, que es el más antiguo libro conocido, nos presenta un notable personaje, afectado de un grave estado depresivo, y que exclama:
"Así he recibido meses de calamidad, y noches de trabajo me dieron por cuenta. Cuando estoy acostado, digo: ¿Cuándo me levantaré? Más la noche es larga, y estoy lleno de inquietudes hasta el alba. Mi carne está vestida de gusanos, y de costras de polvo; mi piel, hendida y abominable. Y mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor, y fenecieron sin esperanza. Acuérdate que mi vida es un soplo, y que mis ojos no volverán a ver el bien. Los ojos de los que me ven, no me verán más; fijarás en mí tus ojos, y dejaré de ser. Como la nube se desvanece y se va, así el que desciende al Seol no subirá; no volverá a ver su casa, ni su lugar le conocerá más. Por tanto, no refrenaré mi boca; hablaré en la angustia de mi espíritu, y me quejaré con la amargura de mi alma" (Job 7:3-11)

La depresión no hace acepción de personas, pobres y ricos, tampoco escoge profesiones, todos nos vemos avocados en mayor o menor grado a sufrirla; La  diferencia radica en como la afrontamos.  Pero… ¿Cuál es la verdadera causa de la depresión? 

Escrito por: Martha Elisa González

[ + CONSEJOS ]