El Día que Dios Juzgará

El Día que Dios Juzgará

Todo había sido Grabado

Nadie había oído el disparo; no se descubrió ningún arma. Tampoco había huellas dactilares. Nadie había visto salir al asesino de la casa de la víctima, la cual estaba muerta en el piso. Hubiésemos podido hablar de un crimen perfecto, pero los policías encontraron una minúscula cámara de video escondida en un rincón de la oficina de la víctima. La grabadora escondida en un cajón registró toda la escena. Así los investigadores pudieron saber todo sobre el crimen. Cada pavoroso detalle había sido grabado. El asesino, quien se había esforzado por no dejar ningún rastro, creyó que su crimen quedaría oculto para siempre, ¡pero la grabación reveló toda la historia con los mínimos detalles!

Este horripilante suceso nos recuerda el juicio final de Dios, cuando los seres humanos tendrán que comparecer ante él para ser “juzgados... por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” (Apocalipsis 20:12). Para los que no hayan aceptado a Cristo como su Salvador, la larga lista de sus pecados será desvelada. No quedará nada escondido, todo será puesto a la luz, y la sentencia divina caerá.

¿Cómo escapar a ese justo juicio? Para salvarnos, Jesús “murió por los impíos” (Romanos 5:6), por todos aquellos que despreciaban y rechazaban la bondad de Dios. Así, para los que depositan su confianza en Jesús, la Biblia dice: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús” (Romanos 8:1).

Lectura: Números 28 - Lucas 6:20-49 - Salmo 85:1-7 - Proverbios 19:20-21

Tomado de la Buena Semilla


[ + CONSEJOS ]