María, una Mujer conforme al Corazón de Dios. 2da Parte

María, una Mujer conforme al Corazón de Dios. 2da Parte
5.    Maria llena del Espíritu Santo. (Lucas 1:39 _ 45)
Maria visita a Elizabeth y se da un encuentro lleno del Espíritu Santo, de admiración, de bendición y honra mutua, de regocijo, de aliento.  Quizá se sentaron  a preparar su almuerzo.  Miremos su conversación.  ¿Cómo se refirió Elizabeth a Maria en el v. 43, la honro y la bendijo.  Solo la presencia del Espíritu Santo hace que nuestras conversaciones  sean productivas y de bendición.  Podemos escoger hablar trivialidades,  o tener una conversación conforme a la voluntad de Dios.  Bendecir, honrar, edificar, animar a otros.
Como se refirió un escritor:
“Traza como objetivo en tu vida,  que cada vez  que alguien  se encuentre contigo, salga mejor de como vino”

6.    Maria mujer Bendecida.  (Lucas 1: 48 _ 49)
•    Dios salvo a Maria: Maria reconoció que ella necesitaba un Salvador, igual que toda la humanidad era pecadora y necesitaba confiar en el Señor.
•    Dios sonrió a Maria: Dios miro con gran favor  a Maria, estaba atento a su vida.  (v.48)
•    Dios colmó de bendiciones a Maria: En el corazón de Maria hay gran gratitud por su salvación.  (v.49)

7.    Manejo las crisis. Mateo 1: 18 _ 25
En medio de la crisis, se perfecciona nuestro carácter.  Lo que parecía ser una crisis era el cumplimiento de la voluntad de Dios para nuestra vida. (Embarazada siendo una adolescente, posible abandono de su futuro esposo).  Maria acato con respeto las instrucciones de Dios y se sometió a su voluntad.

¿Nos sometemos a las instrucciones de Dios escritas en su Palabra


8.     Respondió al Salvador.  (Lucas 2: 8 _ 20)
Maria  “guardaba” las palabras que los pastores comunicaron acerca de esta noche maravillosa y prodigiosa “meditándola en su corazón!

¿Meditamos y respondemos con asombro y adoración  a la revelación de Jesucristo?

Escrito por: Martha Elisa Gonzalez

[ + REFLEXIONES ]