Pies de Ciervas

Pies de Ciervas
"Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como ciervas,
 y en mis alturas me hace andar" Habacuc 3: 19


Yo soy Miedosa, vivo en el Valle de los Temerosos, mi único alivio es saber que cada mañana el Rey Pastor quiere escuchar mi voz y yo quiero hacer su voluntad.  Y cada atardecer  mi mayor anhelo es contarle lo que ha sido mi día. El quiere que vaya hacia los lugares altos. El es mi amor y mi ternura.

¿Pero tu dirás cuáles son esas alturas? ¿Cómo alcanzo esas alturas? ¿Que quieres decir con eso?

Normalmente en un lugar alto vas a encontrarte solo donde no muchos van a querer acompañarte.
¿Has estado en esas situaciones donde nadie  te entiende.?

¿Mis alturas?
No se si quiera ir a esos lugares altos porque significan riesgos, significan peligro. Pienso  en caídas, accidentes, en grave peligro. No puedo arriesgarme. No puedo ir más allá.
Dios,  quiero entender que  TU y YO  enfrentaremos  estas situaciones juntos

¿Por qué Cierva?

La cierva es un tipo de venadita. Sus patas llegan a ser tan hábiles que pueden alcanzar lugares casi imposibles de escalar por humanos y otras amenazas para ella.

Recuerda…
¡No eres tú!.
Es Dios el que te da la habilidad para seguir la voluntad de El.


Tus pies son el símbolo de tu caminar, tu diario vivir. Tus pies son el símbolo del rumbo que toma tu vida. Porque Dios ha diseñado esas alturas solo para ti. Por eso son tus alturas.
 
  • No te preocupes porque nadie te entienda, Dios te entiende.
  • No te preocupes porque estas solo, Dios está contigo.
  • No te preocupes del problema, sigue subiendo para que lo veas desde el punto de vista de Dios”.
  • No te preocupes porque vas solo, son las alturas que Dios diseño para ti”.

Cada vez que venga la duda y la amenaza, dile:
“El hace mis pies como de cierva, Y en mis alturas me hace andar”.

Cada vez que venga la tristeza y desesperanza, dile:
“El hace mis pies como de cierva, Y en mis alturas me hace andar”.

Cada vez que venga la amenaza de muerte y destrucción, dile:
“El hace mis pies como de cierva, Y en mis alturas me hace andar”.

Escrito por: Martha Elisa Gonzalez
[ + REFLEXIONES ]