Florence May Chadwick

Florence May Chadwick

En 1952, la joven Florence Chadwick entró en las aguas del Océano Pacífico frente a la isla de Catalina, decidida a nadar hasta la costa de la península de California. Ella ya había sido la primer mujer en nadar el Canal Inglés en ambos sentidos. El clima estaba nublado y frío, apenas podía ver los barcos que la acompañaban. Sin embargo, ella nadó durante quince horas, pero ella pidió ser sacada del agua a lo largo del camino, su madre, en un barco al lado, le dijo que estaba cerca y que podía hacerlo. Finalmente, agotada física y emocionalmente, ella dejó de nadar y se retiró. No fue hasta que estaba en el barco que ella descubrió que la costa estaba menos de la mitad de una milla de distancia. En una rueda de prensa al día siguiente, dijo: "Todo lo que podía ver era la niebla .... Creo que si hubiera podido ver la costa, lo hubiera hecho."

¿Puedes identificarte con esas palabras? Vivimos nuestras vidas en una niebla de angustia, preocupación, duda, depresión, problemas de salud, el desempleo, la  incertidumbre económica, las relaciones tensas ... y la pérdida de seres queridos. Tenemos momentos de alegría y celebración. Pero seamos realistas, vivimos en un mundo de lucha, el sufrimiento y la muerte... devastación de terremotos y tsunami. Algunos de nosotros hemos enfrentado terremotos y tsunamis emocionales. Todas estas cosas crean una niebla. Es difícil de ver  frente a nosotros. Terminamos centrándonos en la niebla, porque no podemos ver la costa. A veces queremos darnos por vencidos, porque no tenemos la fuerza para mantenernos a flote por más tiempo.  

Considera las palabras de Florence Chadwick: "Creo que si hubiera podido ver la costa, lo hubiera hecho."

Nunca debemos renunciar a nuestros objetivos. ¿Cuántas bendiciones primero aparecen como problemas? ¿Cuántas oportunidades vienen en forma de problemas? Si renunciamos cuando los problemas llegan por primera vez, perdemos la oportunidad de crecer, de cambiar y de ver la Gloria de Dios en nuestras vidas. Nunca te rindas. No importa lo que pase en el mundo exterior, la mente y el espíritu deben estar conectados a Dios, en su Palabra él nos dice que vayamos a el cuando estemos cargados y cansados, que él tiene pensamientos de paz y no de mal para darnos el fin que deseamos.

En el Salmo 27:5 podemos ver que Dios nos esconde en su tabernáculo en el día del mal, nos oculta en lo mas reservado de su morada.
En los versículos 13 y 14 nos dice: Hubieramos desmayado si no creyesemos que veremos la bondad de Dios en la tierra de los vivientes, aguardemos a Dios, esforcémonos y alentemos nuestros corazones... Si esperemos en Dios.

Dos meses más tarde, Florence volvió al agua para realizar su tarea una vez más. Esta vez fue diferente. Ella nadó desde la isla de Catalina a la costa de California en una trayectoria recta de veintiséis millas. Estaba la misma niebla densa, pero Florence lo hizo porque dijo que mientras nadaba, mantuvo una imagen mental de la costa en su mente. Florence Chadwick se convirtió en la primer mujer en cruzar a nado el Canal de Catalina, eclipsando el récord masculino por dos horas! Ella no perdió de vista la costa, la imagen de la costa estaba en su mente y de esta manera pudo llegar a su meta.

Para los cristianos, la costa es una persona que se llama Jesús, y un lugar llamado Cielo. Estamos hechos para una persona y un lugar. Jesús es la persona, el cielo es el lugar. Pero aún asi aca en la tierra de los vivientes veremos la bondad de Jehová y de su mano podremos pasar epocas de inmensa neblina.... Animate, Dios está contigo dándote aliento y alumbrando el camino por donde debes seguir.


[ + REFLEXIONES ]