Lo Viejo y lo Nuevo

Lo Viejo y lo Nuevo

Los buenos propósitos en el nuevo año son de perder peso, hacer mas ejercicio, pasar menos tiempo trabajando y más tiempo con la familia, tal vez incluso dejar de conversar tanto por el teléfono mientras se está conduciendo.

No es de sorprender que queramos cambiar las cosas en nuestra vida que nos hacen infelices, aun cuando la mayoría de los buenos propósitos para el año nuevo no duren más de tres semanas.

¿Qué pasaría si pudieras preguntarle a Dios qué es lo que Él quiere que cambies, mejores o comiences a hacer este año? Podría ser que te dijera que:

 

  • Muestres mas del fruto del Espíritu Santo en tu vida, el cual es "Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza" Gálatas 5:22-23
  • Que ames a tus enemigos, bendigas a los que te maldicen, hagas bien a los que te aborrecen y ores por los que te persiguen. Mateo 5:44
  • Vayas y prediques a tu familia, amigos, vecinos el evangelio. Marcos 16.15
  • Estes contento con lo que tienes ahora. Hebreos 13.5
  • Andes según sus mandamientos. 2 Juan 1:6

Como creyentes y nueva creación, podemos estar libres de los antiguos patrones y fracasos. Debemos pedirle a Dios que nos ayude a vivir cada día en el poder del Espíritu Santo. Luego, podemos desechar lo viejo y adoptar lo nuevo. "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" 2 corintios 5:17

Tomado de: Nuestro Pan Diario Mujeres


[ + REFLEXIONES ]