DIOS NOS INUNDA CON SUS BENDICIONES

DIOS  NOS INUNDA  CON SUS  BENDICIONES

Salmo 103:1-10
...No olvides ninguno de  sus beneficios.

Desde  fuera, gritos de alegrìa se filtraban en nuestra  casa  y quise  saber  què era el acontencimiento tan extraordinario que los originaba.Mirè  a travès de  las cortinas y vi dos muchachitos que se tiraban agua  en medio  de un torrente que brotaba de un caño hidrante para apagar incendios.

El chorro me  hizo pensar en las bendiciones abundantes que  Dios derrama sobre sus  hijos y en  lo importante que es reconocer que  "...el Señor; cada dìa  nos colma  de beneficios"(Salmo 68:19).

Aunque  sè  que El  me ha provisto de innumerables cosas buenas, cuando  se le rompe una llanta al carro, cuando la gripe ataca  a mi familia y cuando las relaciones interpersonales amenazan con complicarse, la insatisfacciòn perturba mi perspectiva de las bendiciones del Señor, se parecen mas a gotas esporàdicas que salen de un  grifo que  a una  inundaciòn que brota de  una caño  hidrante!

Quizà por esta razòn, en el Salmo 103, David nos recuerda:"... no olvides nunguno de sus beneficios" (v.2). Y despuès, para ayudarnos, enumera  un torrente  de bendiciones para los creyentes. Nos trae a  la mente  que Dios perdona   todas nuestra iniquidades,  que sana todas  nuestras dolencias, que rescata del  hoyo nuestra  vida, que nos  corona de favores  y misericordias, y que sacia de bien  nuestra  boca (vv.3-5).

Dediquemos hoy  un tiempo a  reconocer la abundante provisiòn divina en vez  de  pasar por alto su chorro  de bendiciones. -Jennifer Benson Schuldt.


[ + REFLEXIONES ]