¿Qué sale de tu Boca?

¿Qué sale de tu Boca?

"Pero lo que sale de la boca, del corazón sale". Mateo 15:18

¿Qué sale de nuestra boca cuando la abrimos? Jesús dijo que nuestras palabras salen de nuestro corazón... entonces la pregunta sería: ¿Qué tenemos en nuestro corazón? Si analizamos nuestras palabras en todo un día. ¿Qué conclusión podemos sacar al acabar el día? Hemos bendecido, hemos maldecido, hemos restaurado, hemos herido...

Los fariseos se sintieron ofendidos cuando Jesús les dijo: "no lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre". Mateo 15:11-12. Ellos pensaban que estaban bien con Dios porque seguian reglas estrictas, incluso la purificación ritual de las manos antes de comer y porque comían solo alimentos puros. Jesús golpeó su orgullo. Pero Dios no espera de nosotros rituales, él espera que nuestro corazón cambien con su palabra y podamos ser nuevas criaturas en él.

Santiago 3:9-10 nos dice que con nuestra lengua bendecimos al Dios y Padre y con ella maldecimos a los hombres. Esto no debe ser asi.

Que cada día podamos ser sensibles a lo que sale de nuestra boca, que seamos personas que bendicen, que levantan que traen alegria con cada palabra, que salgan de nosotros acciones de gracias, de alabanza, que la queja y murmuración menguen en nuestro diario vivir. Eso agrada a Dios, si al examinarnos vemos que de nuestro interior sigue brotando amargura, dolor, rencor, resentimiento, culpa, falta de perdón raices de amargura, no claudiquemos, acerquemonos a Dios confiadamente, expongamos nuestro pecado y permitamos que él nos restaure y transforme. Recuerde que fuimos creados para ser luz y sal en medio del lugar donde vivimos... No somos tinieblas.

Empieza ahora mismo, pídele a Dios que cambie tu corazón para que de ahi puedan correr rios de agua viva.

Escrito por: Claudia Botero
 


[ + REFLEXIONES ]