"La Fe obra por el Amor "

El amor o la revelación del amor de Dios, hace que la verdad de la fe sea esencial; porque al ir desarrollando el amor de Dios y la confianza en Él, la fe se va movilizando de una manera más fácil.

“…porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.” Gálatas 5:6

Hay creyentes que han aceptado que la fe no les funciona para ninguna parte y piensan que quizá alguna vez, cuando estén graves, la van a usar y Dios los va a levantar. Recuerde el versículo de 2 de Corintios 4:13 “Creí por lo cual hablé” Usted tiene que hablar porque tiene un espíritu de fe, no tiene que hablar temor, duda.

Miremos un poco Gálatas 5:6. Dice que la fe obra por el amor ¿Qué es lo que vale entonces? La fe que obra por el amor.

En algunas ocasiones, las cosas que no están funcionando son justamente porque en el buen terreno del corazón, el amor está un poquito ausente, no se ha desarrollado al nivel esperado por Dios, no va creciendo en las manifestaciones, en las expresiones que Dios quiere verlo manifestado. El amor tiene que ir desarrollándose y tiene que ir creciendo. Usted puede decir que tiene el amor de Dios porque la Biblia dice que el Espíritu Santo lo ha derramado en su corazón y es el amor de Dios. Nosotros creemos esa verdad pero lo que tenemos que empezar a experimentar es la vivencia de ese gran amor que es un amor incondicional y que está por arriba de cualquier cosa en la tierra y que va por arriba de cualquier clase de amor, sentimiento o emoción que haya porque es un poder espiritual trascendente, que viene de parte de Dios a nuestra vida.

Entonces, cuando usted va alimentando su vida con la Palabra de Dios y desarrollándola con un espíritu de fe tiene que saber que la fe obra por el amor. Esto nos muestra que el amor cumple una función bien importante en el corazón. Por eso el sabio dijo “sobre toda cosa guardada guarda tu corazón porque de él mana la vida”. Del corazón fluye todo lo que proviene de la vida de Dios, los poderes espirituales, las fuerzas espirituales.

Y es en el corazón donde usted tiene comunión con Dios, es donde está la presencia del Espíritu Santo, es el lugar de la habitación de Dios, donde se relaciona con el Padre y Él con usted. Ahí, en el corazón, se tiene que ir desarrollando el amor, tiene que ir creciendo.

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.” 1 Juan 4:19

Vimos que tenemos un espíritu de fe y tenemos el amor de Dios que debemos ir desarrollando día a día. También que aplicamos fe para levantarnos, comer, caminar, hablar, movernos en los sueños de Dios, los proyectos, los planes.

Miremos hoy algo más. El amor o la revelación del amor de Dios, hace que la verdad de la fe sea esencial; porque al ir desarrollando el amor de Dios y la confianza en Él, la fe se va movilizando de una manera más fácil.

Cuando usted comienza a conocer y comprender espiritualmente el amor que Dios tiene para con usted, entonces, la fe funciona mucho más fácil y se hace natural que fluya. Va a ser normal que salga fe. Porque cuando usted comprende lo que Dios lo ama, se le hace más fácil creer en Él y en lo que Él tiene para usted. Como consecuencia va a ser normal que Dios lo prospere, va a ser normal que Dios le dé salud, va a ser normal que Dios le dé felicidad en el matrimonio, que sus hijos sean benditos, que caminen en fe, en amor, en obediencia, que lo honren, que lo respeten, que lo bendigan.

Algunas personas evalúan el amor de Dios en base a oraciones que hicieron y que no les dieron resultado. Piensan que porque no obtuvieron respuesta Dios no los ama. En el único lugar donde se evalúa el amor de Dios es en la cruz del calvario, no hay otro lugar. En Cristo tenemos todo y lo obtenemos por la fe ¿Qué fe? La que obra por el amor.

Le pregunto ahora ¿Cree que Dios lo ama? Lo ama tanto que dio su hijo en la cruz para que muriera y resucitara por usted. Para perdonar sus pecados y darle nueva vida. Si no comprende el amor de Dios es difícil creer. Dios es amor y Él nos ama.

A veces al no tener revelación, la fe se traduce en tradiciones religiosas. No caiga en eso. Desarrolle la fe, desarrolle el amor. Crea que Dios lo ama, acepte su amor y a través de su fe obtenga (porque ya fue dado) todo lo que desee.
No dude más. Dios lo ama. Créalo y comience a manifestarlo hoy en su vida y en su hogar.

Oración: Padre, en el nombre de Jesús creo hoy que tú me amas. Entiendo que diste a tu hijo por mí y yo también te amo por eso. Hoy me comprometo a manifestar tu amor y a crecer en la fe. Lo declaro, amén.

Tomado de: Palabras de Aliento


[ + REFLEXIONES ]