Orar y Velar

Orar y Velar

"Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz. Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición. Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén". 2 Pedro 3:10-18

Buens dias mis amigos.

Pedro fue un buen Pastor  que cuido el rebaño.

Nos alertó  de los tiempos   que vendran..

Nos alertó a no dormir y velar.

Nos alertó sobre  lo pasajera que es la vida.

Nos alertó  sobre la venida del Señor.

Tuve una conversación con mi hijo  y otros amigos sobre lo efímera que es la vida.

En la noche  soñé sobre un terrible terremoto  en Armenia  por  la erupción  de un volcan. Vi mucho fuego mucha muerte y destrucción.

Luego  soñe  buscando  a mi hijo  para recordarle la conversación  que habiamos  tenido  sobre lo eíimera que  es la vida.

Amados  mi intención  como la de Pedro  no es asustarlos. Sino llamarlos  a la intercesión   y   pedir  al  Señor misericordia por nuestra ciudad, por nuestro pais, por este mundo que tanto necesita del Salvador. Orar y velar.

Pero  tambien el llamado  es a vivir  como  nos exhorta  Pedro  a vivir  cada dia en confesión  diaria. Creciendo  en la gracia. Firmes en la fe.

Y  no  ser  como  niños fluctuantes  en la fe en el Señor  Jesucristo.

Oremos...clamemos..no  dejemos de velar..
 

Pastor Rubén Darío Ramiréz


[ + REFLEXIONES ]