La Fragilidad del Hombre

La Fragilidad del Hombre

"Hazme saber, Jehová, mi fin, Y cuánta sea la medida de mis días; Sepa yo cuán frágil soy. He aquí, diste a mis días término corto, Y mi edad es como nada delante de ti; Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive. Selah Ciertamente como una sombra es el hombre; Ciertamente en vano se afana; Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá". Salmos 39:4-6

Esta es una oracion de un hombre sabio.

Sepa yo cuan fragil  soy. Mis dias estan contados. La vida es como una sombra.

Por tanto, ¿En qué la voy a invertir?

En qué invierto mis fuerzas, mis energias, mi dinero?  

¿Para qué trabajo y para qué me esfuerzo tanto todos los dias?  

El sabio deposita en el banco de la eternidad.

El sabio hace giros todos los dias.

Deposita en la oración.

Deposita en la riqueza de la meditación de la Palabra.

Deposita en extender una mano al  necesitado.

Acuerdate del pobre, el huerfano y la viuda.

Deposita tus diezmos y ofrendas. Estos generan una alta rentabilidad en el banco de la eternidad.

Deposita un abrazo, una sonrisa.

Deposita en abrir tu casa y compartir tu mesa.

Deposita una visita o una llamada al que esta solo y abandonado.

Deposita perdón y misericordia al que te ha ofendido.

Deposita una mano generosa y una gratitud al que ha bendecido su vida.

La vida no es un carnaval como dice Celia Cruz.

La vida es un proceso de sembrar para recoger en la eternidad.

Vivimos con un sentido  de proposito y de misión.

De lo contrario, la vida se nos va sin haber ahorrado nada  para la eternidad.
 
LA SALVACION NO ES POR OBRAS. PERO LA FE SIN OBRAS ES MUERTA, DICE  SANTIAGO.

Pastor Ruben Ramírez


[ + REFLEXIONES ]