Jesucristo Cambió Mi Vida....

Jesucristo Cambió Mi Vida....

Testimonio

«Compré una Biblia, y todos los días, a las cinco de la mañana, escuchaba una emisora cristiana. Entonces empecé a orar sola, y le pedí a Jesús que me emplease. Él me respondió enseguida. Sentí tan fuertemente la presencia de Dios en mi corazón, que me eché a llorar ante mi Dios. Él es tan grande, tan maravilloso y tan lleno de amor. La carga cayó de mis espaldas.

En ese momento no sabía que acababa de convertirme. ¡Cuando me levanté me sentí tan aliviada, tan feliz! A partir de entonces toda mi vida interior cambió. Conocí y sigo conociendo una felicidad que nunca antes había experimentado. Hace treinta años que tuve esta experiencia con Dios, y no me arrepiento ni un solo instante de haberla tenido.

Aunque tuve muchas dificultades, problemas, cada vez Dios estuvo ahí para ayudarme, sostenerme y consolarme. Doy gracias al Señor por todo lo que hizo por mí y por mi familia, por lo que hizo de mí y por lo que todavía hará».  Mireille

La conversión a Jesucristo pasa necesariamente por el arrepentimiento, es decir, por el reconocimiento sincero de nuestro estado de pecador perdido ante el Dios justo y santo. El sentimiento del amor de Dios y de su perdón, gracias a la obra de Jesús, produce la paz en el corazón y una verdadera conversión.

Dios, “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4).


LECTURA: Números 16:1-19 - 2 Juan - Salmo 78:65-72 - Proverbios 18:20-21

LA BUENA SEMILLA


[ + REFLEXIONES ]