¿Qué debo hacer para ser salvo?...

¿Qué debo hacer para ser salvo?...

Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Romanos 10:9

La conversión de Charles Spurgeon 

Una corta predicación siguió a la lectura del texto de Isaías 45:22:

No es necesario haber estudiado para aprender a mirar. ¡Cualquiera puede hacerlo, incluso un niño! Jesucristo dijo que lo miráramos a él. Muchos de nosotros nos miramos a nosotros mismos. Pero eso es inútil, pues nunca vamos a encontrar el descanso en nosotros».

Luego el predicador continuó diciendo: «¡Miren a Jesucristo, cuyo sudor fue como grumos de sangre! ¡Mírenlo colgado en la cruz! ¡Mírenlo a él, quien murió y fue sepultado! ¡Mírenlo a él, quien resucitó! ¡Mírenlo a él, quien subió al cielo! ¡Mírenlo sentado a la diestra del Padre! ¡Oh, pobre pecador, mire a Jesús!».
Al final, el hombre notó que había un nuevo rostro e interpeló a Charles Spurgeon: –Joven, pareces triste, y siempre estarás triste si no obedeces a lo que dice la Palabra de Dios. Pero si lo haces ahora, en este mismo instante, serás salvo. Joven, mira a Jesucristo.
Más tarde, Charles Spurgeon diría: «En ese momento vi el camino de la salvación. Hice la cosa más sencilla de todas: creer en Cristo crucificado, aceptar su salvación perfecta, no ser nada y dejarle ser todo, no hacer nada sino confiar en lo que él hizo. Nunca olvidaré ese día tan feliz cuando hallé al Señor».

LECTURA: Deuteronomio 3 - Juan 3:1-21 - Salmo 113 - Proverbios 24:28-29

LA BUENA SEMILLA.


[ + REFLEXIONES ]