Habitar al Abrigo del Altísimo

Habitar al Abrigo del Altísimo

"El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré." Salmos 91:1-2

En esta serie que estamos reflexionando sobre el Salmo 91, me llaman la atención las declaraciones del salmista:

  • Esperanza Mía.
  • Castillo Mio.
  • Mi Dios en quien Confiaré.

Estas declaraciones solo las hace el que ha construido una relación no religiosa sino profunda con el Omnipotente.

 

Como dijo Pablo el apóstol: "Porque yo se en quien he confiado."

  • ¿Es el Señor tu Castillo?
  • ¿Tu mas Alto Refugio?
  • ¿Es el Altísimo tu Habitación?
  • ¿Disfrutas de Su Presencia y de los que están en el Castillo con el Gran Rey?

Ojala puedas decir y declarar con el salmista: "El es mi esperanza donde no hay esperanza".

El es mi castillo, lugar de guerra, protección y seguridad para librarme del lazo del cazador: del cazador que me pone trampas para que caiga y para sacarme de mi lugar  de refugio.

Que puedas decir: "El es mi Dios en quien confío".

  • Confío mi Vida...
  • Mi Futuro...
  • Mi Hogar y mi Eternidad.

Como Jesús le dijo al Padre: "En tus manos encomiendo Mi espíritu". En El deposito mi fe y mi esperanza.

Solo los que Lo conocen como el Dios Omnipotente, y están en el castillo, pueden hacer estas declaraciones. Que ojala sean las tuyas también.

Pastor Ruben Ramirez


[ + REFLEXIONES ]