Oración por Nuestros Hijos. Dia 1

Oración por Nuestros Hijos. Dia 1

Nuestros Hijos son el mayor tesoro que Dios pudo habernos dado, por eso debemos dedicarnos a una oración continua por ellos; hasta verlos firmes en la fe. Pasamos muchos problemas con ellos a causa de la rebeldía, a causa de su mal comportamiento, de las malas amistades, vicios, mal carácter, indiferencia ante Dios, y todo esto sin contar el mal ejemplo que les hemos dado sin querer, muchas veces nuestros hijos son como son, porque hemos fallado como padres y no hemos sido, ni buen ejemplo, ni de testimonio para ellos. 

Aún en esas condiciones Dios, con tanta misericordia, nos perdona y nos da armas para luchar por ellos, para arrebatarlos del enemigo, que es el diablo. Si nosotros estamos determinados a arrancar a nuestros hijos de sus manos, sin duda la victoria será nuestra aunque veamos pasar mucho tiempo antes de ver los resultados.

Si nosotros peleamos la buena batalla de la fe, tendremos hijos que aman obedecen y se rinden ante Dios. Todo es cuestión de resistir y de creerle a Dios, El lo hará. 

Es por eso que los invitamos a terminar este año realizando la mas hermosa labor que como padres podemos hacer, 30 días de Oración por nuestros hijos. 

 

1 Día Oración de un Padre y una Madre.
Leer Salmo 101 en primera persona. En voz alta.


Amado Padre eterno: Llego ante tu trono de gracia como mamá/papá y me presento ante ti tal como soy, con mis defectos y virtudes.


Reconozco que ser mamá/papá es una tarea que requiere tanta responsabilidad y sabiduría y yo no sé si estuve a las alturas de las circunstancias cuando comencé a ser padre/madre, porque tal vez he fallado en muchas cosas al criar a mis hijos. Yo comprendo que ser un padre como tu deseas que yo sea, está más allá de mis posibilidades y aun de mi capacidad, y por ello acudo a ti en este día suplicándote AYUDA, SABIDURÍA, AMOR, PACIENCIA, TOLERANCIA, PERDÓN, para tratar con mis hijos. Clamo a ti Padre Eterno por REVELACIÓN, ENTENDIMIENTO, GUÍA Y ORIENTACIÓN, para poder guiar a mis hijos conforme a tu corazón. Te confieso el pecado de tal vez no haber sido un buen ejemplo para ellos, de no haber sido de testimonio.

Te confieso y te pido perdón y suplico que no alcance a mis hijos las consecuencias de mis pecados, de todo lo que hice andando en corrupción, delitos y rebelión contra ti. Perdóname Padre Santo y renueva ahora tu alianza de bendición conmigo, te suplico en el nombre de Jesús. Ayudame primeramente a mi, a ser sanado en lo emocional, sáname de los traumas que vengo llevando, sáname de las viejas heridas de amargura y falta de perdón. Sáname de todo el trauma de mi vida de infancia, de toda secuela emocional que me dejó el trato con mis padres y que lo malo no se repita más en mi generación para adelante. sana mi hogar de toda corrupción, sana mi hogar de violencia, del maltrato, la inmoralidad sexual, las prácticas paganas. Sáname de todo rechazo que he experimentado a lo largo de mi vida. Liberame y ungeme para que yo sea una persona útil, primeramente para ti y luego para mis hijos.

Quiero experimentar EL FLUIR DE TU AMOR EN MI VIDA. y de allí quiero transmitir esto a mis hijos, para que te conozcan y te amen y se rindan a Ti. Quiero reflejar TU AMOR, TU LUZ, TU PAZ, quiero ser un ejemplo de santidad en mi hogar. CONCÉDEME TE SUPLICO EL PODER COMUNICARME CON MIS HIJOS, en armonía y paz. Que toda crisis o conflicto nunca mas lleguen a desbordarse en mi hogar. Dame la capacidad de poder manejar TENSIONES Y FRUSTRACIONES EN MI HOGAR. Y todo lo podamos resolver con Tu sabiduría. Líbrame de dar a IRA a mis hijos; líbrame de faltarles al respeto, insultarlos, abandonarlos, abusarlos o menospreciarlos. Ayúdame Padre Eterno a criar HIJOS FELICES. Concédeme el don de ser una buena mamá, un buen papá.

QUE LA ORACIÓN, LA ALABANZA, EL ESTUDIO DE LA PALABRA,  de continuo practiquemos en mi hogar. Que solo fluya de mi boca BENDICIÓN hacia ellos. Dame la fortaleza necesaria para nunca desfallecer en oración por mis hijos, enséñame a orar y a interceder de verdad y muéstrame las necesidades ocultas de mis hijos. Ayudame a velar por ellos y a proporcionarles todo tipo de ayuda cuando lo requieran. Dame la capacidad de ser un excelente consejero y de tener una conducta que inspire honra, respeto, amor y confianza. Padre Tu dices en tu Palabra que todo lo que pidamos en oración; lo recibiremos si creemos (Mateo 21:22) y yo creo firmemente en ti y en tus promesas. Yo recibo esa FE PERFECTA  de los cielos, que hará posible que yo reciba toda mi petición. Gracias concederme VICTORIA ESPIRITUAL, en el nombre de Jesús.

Meditar en Proverbios 20:7


[ + REFLEXIONES ]