Creer a Dios

Creer a Dios

Efesios 1: 13-19
13 En él esperasteis también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el  evangelio de vuestra salvación; en él también, habiendo creído, fuisteis sellados con el Santo Espíritu de la promesa,
14 quien es la garantía de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.
15 Por lo cual también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,
16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,
17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él;
18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación de la fuerza de su poder.


En Efesio 1:13,19 encontramos dos tiempos del verbo creer usados en los versículos 13 y 19 son importantes y bien diferentes. El v.13 habla de los cristianos que creyeron. Esta acción de fe se refiere al ejercicio de un creer que conduce a la salvación. Cada cristiano oyó en algún momento el mensaje de salvación y eligió creerlo y recibirlo. Con este acto de fe pasamos a pertenecer a Cristo, nos fue dado el Espíritu Santo y fuimos marcados con un sello. Este acto de fe es realizó en el pasado.

El v.19 acá el tiempo de verbo creer es en participio activo o presente. En otras palabras la promesa dada en los v.19-20 no se aplica a los que han “creído” a la manera del v.13 donde creyeron para salvación. Se aplica a los que creen en Dios en el presente, en forma activa y continua.

Nuestro primer creer, nuestro acto de fe nos llevo a una relación con Jesús, pero ese creer no se agota allí. Somos llamados a continuar creyendo todo lo que El vino a hacer y decir. Trágicamente algunos que creyeron inicialmente a Cristo le han creído muy poco después de ese momento. Aquel que comenzó en nosotros una obra quiere llevar a cabo muchísimo más.

Según los versículos 19-20 ¿Qué promesa específica se aplica a los que continúan creyendo? ¿Podemos pensar en alguna necesidad que pudiera tener, que necesitaría mayor poder que el que Dios ejercitó para resucitar a los muertos? Yo tampoco. Dios puede resucitar matrimonios de entre los muertos y puede restaurar la vida y el propósito a aquellos que se han dado por vencidos. El puede perdonar y purificar al pecador más vil. No existe necesidad humana que exceda a su poder. La fe es la invitación favorita de Dios para confirmar su presencia con pruebas.

Tomado del libro Creer a Dios. Beth Moore

Este es un reto para este año 2013.... no solo creer para nuestra salvación, sino creer que Dios puede sacarnos del pozo de la desesperanza, puede sacarnos del lodo, puede quitar nuestros pies del camino de los pecadores y puede hacernos árboles plantados junto a corrientes de agua que dan su fruto a tiempo y su hoja no cae. Este es el Dios que también nos acompañará en este nuevo año, sólo nos pide que le creamos a él.... que tiene poder para bendecirnos y darnos las cosas mucho mejor de lo que estabamos esperando.

Este es un nuevo año, un nuevo año para creer, para sentirnos bendecidas, para proclamar sus promesas sobre nuestras vidas y familia y para vivir en contentamiento, paz y gozo.

Escrito por Claudia C. Botero




[ + REFLEXIONES ]