Mujer Sabia, Mujer Virtuosa, edifica tu casa. Parte 3a

Mujer Sabia, Mujer Virtuosa, edifica tu casa. Parte 3a
“En una Mujer Virtuosa se denota el Carácter de Dios”

Misericordiosa.
  No olvida que hay personas que están necesitadas, y de sus mismas ganancias reparte a los pobres, mostrando así su compasión y su lado humano.
Precavida.  No espera a que llegue el invierno para pensar en mantener caliente a su familia. Se anticipa a las necesidades, y nunca se encuentra con que algo le falta.
Reconocida. Es una mujer reconocida por sus cualidades, entre las cuales se encuentra el honor, la fuerza, la sabiduría, la previsión, la clemencia, y la toma de decisiones acertadas, además de muchas otras ya mencionadas.
Fe.  Pero el secreto de todo su valor es que su corazón está cimentado, confiado,  en una relación con Dios, a Quien reconoce como la fuente de todo lo que ella tiene y todo lo que ella es. Es este reconocimiento de Quién es el Señor el que permite que ella se comporte como una mujer verdaderamente virtuosa, porque su virtud está íntimamente ligada con el Poseedor de todas las virtudes. La vida de ella solamente es una demostración de lo que el conocimiento personal de Dios puede hacer en una persona que está dispuesta a vivir su vida como Él quiere que la viva.

Niña, adolescente, joven, joven adulta, casada, soltera, separada, divorciada, cualquiera sea su condición, el SEÑOR la ve como esa mujer virtuosa, Él tiene grandes propósitos para su vida y desea que en todo sea prosperada, reconocida, amada por lo mucho que Él ha puesto en usted.  Clama a EL y El dará, encomendará en usted cosas grandes y ocultas que no alcanzamos a imaginar.
  
SEÑOR,  Hoy quiero levantar un cantico de alabanza y adoración por ser una creación maravillosa tuya, por entender que en ti todo lo puedo y  que por nada debo afanarme, si he colocado mis peticiones delante de ti y con acción de gracias.  Por tanto hoy vengo ante TI, reconociendo que Tú eres el dueño de la verdadera sabiduría y solo en ti puedo encontrar el valor de la virtud para conducirme por el camino de la vida.  He entendido que  la sabiduría, la virtud es mejor que las miles de piedras preciosas, en ti solo encuentro el valor del verdadero significado de la vida, en ti encuentro el valor de la verdadera felicidad, Tu eres mi felicidad, el hacer tu voluntad es lo que trae felicidad a mi vida.  Hoy te reconozco  como mi sustentador y quiero renovar mi pacto de obediencia a ti, esforzándome por ser esa mujer virtuosa, sabia y prudente que edifica “SU CASA”.  Gracias por aceptar mi humilde oración.  En el nombre de Cristo Jesús. Amén

“El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte. Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, y es hermosa la heredad que me ha tocado. Bendeciré al Señor que me aconseja; aún en las noches me enseña mi conciencia. El Señor he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido”. Salmo 16:5-8

Escrito por: Martha Elisa Gonzalez



[ + REFLEXIONES ]