Vestidas como el Mundo nos dice , o como Mujeres Virtuosas

Vestidas como el Mundo nos dice , o como Mujeres Virtuosas En el capítulo de  Romanos vemos algunas evidencias de lo que nosotras como Mujeres Virtuosas debemos tener: Al menos una Mujer Virtuosa debe tener tres características:

Leamos Romanos 12:1-2

1. Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, porque es vuestro culto racional. 2. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál se la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

1.    VIVE PARA ADORAR A DIOS:

La palabra adoración a veces suena como mística, pero adorar a Dios es declarar su grandeza, su poder y su gloria en nuestras vidas.
Nuestra verdadera adoración es ofrecerle nuestro cuerpo y todo lo que hacemos con el todos los días. El verdadero culto a Dios no es una liturgia, un ritual, el verdadero culto o adoración es ofrecerle nuestra vida cotidiana, no lo que hacemos los domingos en la iglesia, o los viernes en los ayunos, o en los diferentes ministerios, es adorarlo en mi hogar, en mi trabajo, en mis manualidades y por eso con lo que veo, lo que hablo lo que hago lo adoro o no lo adoro…

¿Cómo somos en nuestros hogares, en el trabajo? Nos quejamos por todo, alegamos, no somos cariñosas….
Adorar no es solo cantar himnos todo el día pero estoy de malgenio con mi familia, estoy quejándome pero sigo cantando… no es hacer las cosas lo mejor posible, como para El.
Y no solo eso Si satanás no puede hacer que lo adoremos a él, nos tienta para que lleguemos a adorar a otras personas o cosas. Aquello que adoramos, es también lo que obedecemos.
La vida de una mujer virtuosa es un sacrificio vivo para Dios, en el A. T. ellos sacrificaban ovejas, corderos para adorar a Dios y pedir misericordia y perdón de pecados. Hoy nosotros podemos adorar con nuestras vidas x el sacrificio de Jesús en la cruz, El nos dio la entrada al Lugar Santísimo y así nosotros tenemos libertad para acercarnos a Dios en adoración, por eso dice la biblia que seamos de olor agradable para Dios. En este momento ¿A qué huele usted?.... um me imagino que pude ser una loción costosa o quizás no, pero de seguro le encanta aplicarse algo...

Nos preocupamos en nuestro diario vivir pero... ¿Cómo estamos oliendo ante Dios?
Adoramos a Dios cuando tratamos de vivir vidas santas, apartadas del mal, somos pecadoras, es nuestra condición, pero cada día intentamos pecar menos, tomamos la decisión de apartarnos del pecado,  como lo hizo David. Que nuestros actos sean como incienso vivo para Dios.

¿Qué quisiera cambiar o implementar en su vida, para convertirse en una mujer que adora a Dios con todo lo que hace en su vida?

Escrito por: Claudia C. Botero

[ + REFLEXIONES ]